Seguro que leyendo este artículo de Pilar Jericó os reconocéis a la hora de gestionar un conflicto: lo gestionáis de forma activa para que cambie o sois más pasivos y esperáis que esto se solucione por otros medios.

Ummmmm! Me pongo a pensar y según el conflicto he usado una o la contraria 😉