Estamos en el momento ideal para ponernos objetivos para el año que empieza (yo ya los tengo 😉)….aunque seguramente en breve empiecen a aparecer las excusas (yo ya tengo también 😃).

En este sentido me ha llamado mucho la atención el consejo de Warren Buffett:

Su truco es muy sencillo y se compone de 3 pasos:

  • En primer lugar escribir una lista con nuestras 25 metas, sean profesionales, personales,… (a mí me costaría llegar a 25)
  • En segundo lugar debemos analizar estas metas de forma serena y objetiva y escoger las 5 metas prioritarias e incluirlas en una lista A.
  • En el tercer paso observamos las 20 metas no seleccionadas, las incluimos en una lista B y nos olvidamos de ellas a toda costa (ya que son objetivos secundarios debemos dejar de dedicar esfuerzo a ellas ya que roban tiempo)

Su lema es “La simplicidad es el éxito”

Lo cierto es que le encuentro mucho sentido…..a ver si soy capaz de ponerlo en práctica porque una vez que me pongo a pensar no parece nada fácil olvidarse del resto de objetivos! 😉