El método MoSCoW es una técnica de priorización creada por Clegg en 1994 que pretende establecer las prioridades para llegar a un entendimiento común entre las partes interesadas.

El término MoSCoW en sí mismo es un acrónimo derivado de la primera letra de cada una de las cuatro categorías de priorización:

· Must-have (debe-tener)

· Should-have (debería-tener),

· Could-have (podría tener) y

· Won´t-have (no tendrá esta vez).

Must Have

Son los requisitos mínimos que el software debe cumplir en el espacio temporal considerado para decir que el proyecto ha tenido éxito.

Should Have:

Son requisitos importantes pero no son imprescindibles para la entrega en el plazo actual, ya que el software también puede demostrar su valía sin estas funcionalidades. También puede tratarse de funcionalidades que no tienen una prioridad tan alta en el momento actual, pero que serán necesaria en un periodo de tiempo corto.

Could Have

También se les conoce como nice-to-have. Son requisitos deseables, que nos gustaría añadir si entran en el rango de tiempo. Podrían ser deseables pero no necesarios, y podrían mejorar la experiencia del usuario o la satisfacción del cliente por poco costo de desarrollo. Normalmente se incluirán si el tiempo y los recursos lo permiten.

Won´t have

Son los requisitos “No tendrá esta vez”. Son requisitos no acordados, poco críticos o apropiados en esta fase, por tanto no estarán planificados.