Se denomina caballo negro (black horse) a una persona, animal o cosa que compite en una carrera contra otros pero del que no se espera que gane.

Partiendo de dicha acepción, una técnica muy útil para sesiones de creatividad (búsqueda de ideas, soluciones a un problema, …) es precisamente la denominada Técnica de Creatividad del Caballo Negro.

La técnica de creatividad del Caballo Negro consiste básicamente en proponer una idea estúpida, absurda, en la que nadie creerá (o apostará por ella) pero que servirá como incentivo, como punto de partida para romper el hielo en sesiones de creatividad (por ejemplo, brainstorming) o situaciones de atasco mental.

Usando el mismo ejemplo, cuando preguntamos a un grupo de amigos o compañeros para ir a comer a un sitio, una buena forma de evitar la indecisión y falta de ideas es proponer algo que la gente no aceptará. Por ejemplo, para una ocasión especial, ir a un sitio de comida rápida (cualquier cadena de hamburguesas que os venga a la mente servirá).

La sola mención de dicha idea hará que los miembros del grupo se posicionen frente a ella(¡se supone que a la mayoría le desagradaría tal opción!) y, al mismo tiempo, propondrán alternativas.

Leer más