“Una de las principales preocupaciones y quebraderos de cabeza de un profesional hoy día son las innumerables tareas a las que ha de hacer frente a lo largo de jornada laboral. Según esta experta, no conduce a nada obsesionarse con todo el trabajo pendiente. No se avanza. Y aconseja, en ese momento de agobio, tomar contacto con la mente, no pensar en nada más que en lo que se tiene entre manos en ese momento. “Ese ejercicio te da tranquilidad, y sobre todo se trata de que se empiece un trabajo y se finalice porque ante todo hay que evitar la dispersión”. Diversos estudios demuestran que aquellas personas que aplican este mé- todo, con el que se recupera el equilibrio interno, son más productivas en el trabajo.”

Leer más

NOTA: Me sigo quedando con mis Pomodoros! 🙂