La versión 3.0 de Android queda temporalmente retrasada para desarrolladores (no para fabricantes). La razón se debe a que no querían que los programadores la utilizaran de forma “no autorizada” a la vez que reportaría problemas de implantación que no se han corregido para los teléfonos.

Andy Rubin, vicepresidente de Android, ha dicho al respecto que:

“Para que funcionara en tabletas, realizamos pequeños ajustes, ventajas y desventajas de diseño. No pensamos lo que costaría que el mismo software se ejecutara en los teléfonos. Habría requerido una gran cantidad de recursos adicionales y ampliar nuestro horario más allá de lo que pensamos que era razonable. Así que tomamos un atajo. Seguimos siendo código abierto, no hemos cambiado El bloqueo durará unos meses”.

Muchos desarrolladores han alzado la voz ante lo que creen una medida desmesurada de la compañía. En primer lugar porque el código si estará disponible para los fabricantes, pero para ellos no. En segundo lugar porque, hasta ahora, Google había mostrado en Android un sentido más “abierto” que otras compañías como Apple, ofreciendo el sistema como Open Source.

Para saber más : http://www.businessweek.com/technology/content/mar2011/tc20110324_269784.htm